España / Andalucia / Provincia de Huelva / Huelva

Huelva

Regreso a Andalucia      Inicio
Huelva

Lo más reciente

 

Arte en Huelva

Panorámicas de la Catedral de Huelva

Huelva

Panorámicas de Huelva

La Frutera más guapa de Huelva

La mujer más guapa de Huelva

Mercado de Huelva

Panorámicas del Mercado de Huelva

Panorámicas del Motivos religiosos de Huelva

Mujeres de Huelva

Pateando Huelva

Panorámicas de la plaza de toros de Huelva

Panorámicas de la universidad de Huelva

Vistas de Huelva

Lo más reciente

 

Exteriores de Huelva

 

Llegando a Huelva

 

Por Huelva

 

Saliendo de Huelva

 

Huelva es una ciudad y un municipio español, capital de la provincia homónima, situado en la comunidad autónoma de Andalucía. Se encuentra localizada en la denominada «Tierra llana», en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, perteneciendo a la «Cuenca del Guadiana»,1 y según datos del INE poseía a 1 de enero de 2010 una población de 149.310 habitantes, y 240.000 en su área metropolitana según el POTA. Es la ciudad costera más importante entre Lisboa y Málaga ya en el Mediterráneo. Es capital de provincia desde 18332 con rango de ciudad desde 1876.3

 

La ciudad ha sido punto de encuentro de diferentes culturas y civilizaciones. En 2006, en una zona próxima al colegio Seminario, se encontraron restos datados entre el 3000 y el 2500 a. C., muy anteriores a Tartessos.4 El hallazgo de dos depósitos cilíndricos con alrededor de unas treinta piezas de deidades prehistóricas, la mayor conocida hasta el momento, situarían en la capital onubense «el poblamiento continuado más antiguo de la Península Ibérica».5 6 Pese a todo, los historiadores coinciden en señalar el año 1000 a. C. como el de la fundación del núcleo urbano por parte de los fenicios con el nombre de Onoba, en la parte baja de la actual ciudad y situada extramuros de un enclave tartesio que ocupaba la actual parte alta.

 

En el siglo XIX, con la compra de las minas de cobre del norte de la provincia se produce un impactante proceso de industrialización y crecimiento en la ciudad que asume un importante crecimiento poblacional e industrial. Nuevamente, desde el siglo XX la ciudad está también ligada económicamente a la industria química. Por tanto cuenta con un amplio Polo Industrial de Desarrollo (industrias químicas, refinería de petróleo, metalurgia del cobre, celulosa y centrales térmicas) que, según unas opiniones ha favorecido el desarrollo económico de la ciudad y según otras es un ejemplo del deterioro medioambiental provocado por la concentración de esas mismas industrias. El sector terciario y al sector pesquero son también considerablemente importantes en la ciudad. Por su situación atlántica -en el Golfo de Cádiz-, posee una importante flota pesquera y una de las mayores flotas congeladoras del país.

 

Al ser capital de provincia acoge a su vez los principales servicios públicos de la zona tanto provinciales, autonómicos como estatales. Por su vinculación al descubrimiento de América también posee un importante sentimiento americanista7 con lazos periódicos con entidades iberoamericanas.8

 

El nombre de la ciudad de Huelva procede del antiguo Onuba que aparece como νοβα en las fuentes griegas y como Onuba u Onuba Aestuaria en las latinas. El término procede de alguna de las lenguas prerromanas de la península y su significado es desconocido, si bien se detecta en él la presencia de un sufijo -oba o -uba que también aparece en otros topónimos como Ossonoba, Corduba o Salduba. También esta documentada la forma Olba según el arqueólogo alemán Adolf Schulten en su obra sobre Tartessos.9

 

En el siglo XVIII, Rodrigo Caro, basándose en la aparición del topónimo en los autores clásicos (Pomponio Mela, Plinio el Viejo, Estrabón y Ptolomeo) supuso que Onuba era la actual localidad cercana de Gibraleón aunque en 1775 Antonio Jacobo del Barco impugnó esta equiparación demostrando que la ciudad de Huelva era la antigua Onuba. A esta confusión contribuía la existencia de otra «Onuba» en la zona de |Córdoba, en el actual municipio de El Carpio.

 

En época árabe el topónimo aparece en formas como Gaelbah o Umba, si bien la forma más documentada es Welba,10 idéntica a la forma actual en castellano normativo ("Güerba» en la pronunciación local) y resultado de la evolución fonética del latín al romance: Onuba > *Huénoba > *Huéloba > Huelva.

 

El topónimo «Onuba» ha sido usado frecuentemente por diversas empresas e instituciones de la ciudad en el siglo XX y es la base del gentilicio oficial de las gentes de la ciudad y la provincia: onubenses.

 

Escudo

 

Escudo de Huelva1.svg

Artículo principal: Escudo de Huelva

 

Según acuerdo municipal de 28 de marzo de 2003 y posterior resolución de la Junta de Andalucía de 29 de septiembre de 2004,11 la heráldica municipal de Huelva es la siguiente:

 

    Escudo: en un campo de plata, árbol (olivo) en el centro acompañado a la derecha de un castillo y a la izquierda de un ancla, orlado con la inscripción «Portus maris et terrae custodia» y timbrado por corona ducal.

    Bandera: de forma rectangular, de color blanco con un dado o cuadrado azul en el centro.

 

Aunque la descripción heráldica aprobada no incluye la referencia a los colores de los esmaltes, éstos tradicionalmente han sido: azur para la bordura, ancla en sable, castillo en oro. Además siempre se ha presentado cargado sobre pergamino de oro.

[editar] Geografía física

[editar] Ubicación y relieve

 

Huelva se encuentra localizada en una pequeña península confluencia de los ríos Tinto y Odiel, en la llamada tierra llana perteneciendo a la Cuenca del Guadiana. Está ubicada a escasos kilómetros del mismo, del que lo separan una ría y varias islas. Los dos ríos se fusionan en el punto conocido como Punta del Sebo (o Península de Huelva o Anicoba). La altitud media varía desde los cero a los cincuenta y cuatro metros sobre el nivel del mar.

Noroeste: San Bartolomé de la Torre            Norte: Gibraleón        Noreste: San Juan del Puerto

Oeste: Aljaraque y Río Odiel            Rosa de los vientos.svg          Este: Moguer, Palos de la Frontera y Río Tinto

Suroeste El Rompido y Océano Atlántico    Sur: Punta Umbría y Océano Atlántico         Sureste: Palos de la Frontera y Océano Atlántico

La Punta del Sebo décadas antes de la implantación del Polo químico de Huelva. Durante años fue lugar de reunión de los onubenses que disfrutaban de «la playa de Huelva».

 

El término municipal de Huelva se sitúa en la denominada como zona de la tierra llana o gran llanura litoral perteneciente a la Depresión Bética en zona donde abundan formaciones de marismas, caños, lagunas, esteros, junto a zonas de arenas. Está formado mayoritariamente por materiales muy finos, normalmente arcillas, y expuestos tanto a la dinámica continental como marítima con materiales aún no muy consolidados. Es importante su situación en la confluencia y desembocadura de los ríos Tinto y Odiel, los dos más importantes y emblemáticos de toda la provincia. El río Tinto, que nace en la sierra oriental del Andévalo, es un río muerto (si exceptuamos los organismos llamados extremófilos12 13 ) debido a la gran cantidad de minerales disueltos que llevan sus aguas, producto de la intensa actividad que tuvo lugar en la cuenca minera de Riotinto, situada al norte; pese a todo cuando llega a los límites de la ciudad la dinámica del río cambia por la influencia del agua que entra procedente del Atlántico. Resguardada del mar por la «Barra de Huelva», por el sur la ciudad se encuentra delimitada por marismas, la Ría de Huelva y las distintas islas (Saltés, de Enmedio, Bacuta, del Burro...) que componen un importante paraje natural.

 

Dentro ya del núcleo urbano destacan como formación geológica los localmente denominados «cabezos», taludes o formaciones terciarias consistentes en montículos de tierras arcillosas y aislados por terreno llano cubiertos de vegetación mediterránea. En algunos casos, éstos se han integrado en el paisaje como el Cabezo del Conquero mientras otros como el del Molino de Viento, De la Horca o el De la Joya han desaparecido fruto de la intervención humana14 mostrando algunos restos arqueológicos.15

[editar] Clima

 

Al estar situada en la franja costera onubense, el clima de la ciudad es de tipo mediterráneo con influencia atlántica. Su régimen de temperaturas es de tipo marítimo, con una media anual de 17,7 °C lo que hace de esta ciudad una de las más cálidas de Europa y recibiendo 2.984 horas de sol anuales.16 En 2007, Huelva fue la ciudad más soleada de España, con 3.120 horas de sol, según se desprende de los datos de los que dispone el Instituto Nacional de Estadística, recogidos en su anuario estadístico. El mes más caluroso es julio, superándose los 40 °Centígrados en varias ocasiones en verano. El mes más frío es enero, cuando las mínimas rondan los 6 °C y las máximas los 16 °C.

Valores climatológicos normales en el observatorio de Huelva17 1971-2000         Ene      Feb      Mar     Abr      May             Jun      Jul       Ago     Sep      Oct      Nov     Dic      MEDIA

Temperatura media (°C)         11,4     12,7     14,6     16,0     18,8     22,2     27,3 27,2         23,5     19,4     15,3     12,6             18,1

Media de temperaturas máximas diarias (°C)           16,3     17,6     20,3     21,4     24,9     30,2     34,4     34,5     31,9             24,8     20,2     17,0     23,5

Media de temperaturas mínimas diarias (°C)            6,6       7,7       9,0       10,7     13,4     18,0     20,2     20,0     18,7             14,2     10,4     8,1       12,7

Precipitaciones medias (mm)             73        43        36        46        30        9          3          4          21        56        74             95        490

 

Valores climatológicos extremos

 

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) tiene registrado en la estación meteorológica de Huelva (ayuntamiento) los siguientes valores extremos (intervalos desde 1984 a 2009):

 

Valores climatológicos extremos18

Concepto        Valor numérico           Fecha

Precipitación máxima en un día (l/m2)         

160.0 l/m2

           

26 de octubre de 1997

Temperatura máxima absoluta (°C)  

45,0 °C

           

25 de julio de 2004

Temperatura mínima absoluta (°C)   

-3,2 °C

           

28 de enero de 2005

[editar] Demografía

 

Huelva cuenta con 149.310 habitantes (INE 2010), 150.593 según el departamento de estadísica del consistorio. La ciudad tuvo un importante despegue poblacional a raíz de la explotación de las minas de la provincia en el siglo XIX y la construcción del Polo de Desarrollo ya en los años 60 del siglo XX. Si en 1787 la ciudad contaba con 5.377 habitantes y en 1857 con 8.519, a partir de 1887 se produce un importante crecimiento llegando la población a 18.195 habitantes. A partir de ahí este aumento de habitantes es significativo, desde los 21.359 el primer año del siglo XX a los 56.427 cuarenta años después. En 1960 alcanza los 74.384 onubenses censados y diez años después, con el Polo ya en funcionamiento, se llega a los 96.689.19 continuándose con el gran crecimiento demográfico hasta 1991: 127.806 en 1981 y 144.479 en 1991.

 

En los últimos veinte años se ha producido un estancamiento demográfico, que ni si quiera la inmigración ha hecho dinamizar de manera sustancial. Así la ciudad sólo consigue superar los 145.000 habitantes en 2005, si bien el crecimiento se traslada a su área metropolitana, llegando a alcanzar los 240.000 en 2010. El censo de 2007 indica una población extranjera en el núcleo urbano 5.654 personas, la mayoría de ellas (15,14%) procedentes de Marruecos.20

Pirámide de población (2007)21

 

[editar] Historia

Artículo principal: Historia de Huelva

Véase también: Anexo:Efemérides de la provincia de Huelva

[editar] Tartesios, fenicios y romanos

Artículo principal: Onuba

Plaza de las Monjas, tras la reforma de 2006. Centro neurálgico de la ciudad en principio era parte de las caballerizas del palacio de los Duques de Medina-Sidonia.

 

Desde el mítico reino tartesio de Argantonio hasta el Imperio romano, la colonización vandálica y visigoda o el asentamiento de culturas como la árabe dieron esplendor al sur peninsular y convirtieron la provincia de Huelva en un auténtico crisol en el que se funde lo que hoy es la realidad andaluza.

Ha sido frecuente relacionar la onubense Isla de Saltés con la capital de Tartesios. Así lo hizo, en su Ora Marítima,25 el poeta romano Rufo Festo Avieno en el Siglo IV cuando podría referirse a ella como la «isla entre dos ríos». Anteriormente, Estrabón (III,5,5) hablaba de los viajes de los marineros fenicios a la zona desde el siglo VIII a. C. Lo cierto es que entre la leyenda y la referencia bíblica —el Tarschish de El libro de los Reyes—, Tartesios contacta con el mundo griego a mediados del siglo VII a. C.

Tradiciones y mitos movieron a no pocos románticos e investigadores, como Adolf Schulten,26 a buscar en estas tierras, entre el Guadiana y el Guadalquivir, tesoros de valor incalculable que se atribuían a este pueblo asentado en la rica tierra de Tharsis o Tartesios. Queda claro en todo caso, y está contrastado arqueológicamente, que en estas tierras floreció una avanzada cultura gracias al contacto con el elemento indígena, dedicado al pastoreo y la agricultura, con otros orientales, fenicios, resultando de ello una relevante cultura metalúrgica y comercial en los albores del bronce final. El esplendoroso reino tartesio desaparece entre 530 y 508 a. C. cuando los Púnicos consiguen prohibir el comercio griego con esta zona. Aquello implica una posible crisis en la ciudad que hunde la economía y demografía. Pero aún en crisis, la ciudad continúa permanentemente habitada al ser su situación (minas, río, mar) estratégica para nuevos pueblos.

De donde infiero que la población antigua fue muy estrecha y más de fortaleza [...] que de pueblo grande; porque el terreno alto de la villa no permite otra cosa....

Escrito fechado en el siglo XV en referencia a la portada de entrada a los restos de villa o fortaleza romana.

... hay una ermita [...] que llaman Nuestra Señora de la Cinta, donde está una imagen muy devota y de muchos milagros, y cerca de ella un antiguo acueducto, que por debajo de tierra da muy buena agua y bastante a la villa.

Rodrigo Caro.

 

De la presencia romana en la ciudad quedan ya pocos restos visibles, lentamente desaparecidos a lo largo de siglos de olvido. Por los yacimientos estudiados (acueducto, diversas domus, factorías) se infiere la relativa importancia de la ciudad al menos como puerto comercial. Los primeros estudios modernos sobre la presencia romana en la ciudad datan de mediados del siglo XVIII a cargo del religioso Jacobo del Barco, de Agustín de Mora años después o las excavaciones de M. del Amo en el siglo XX. Lo cierto es que la zona tenía una importante base demográfica y cultural para que se produjera una rápida romanización de sus habitantes a partir del siglo I. El mismo Estrabón cita a la ciudad de Onuba enclavándola en la Baeturia Celtica y poco después, probablemente, lo hace Pomponio Mela refiriéndola como Cnoba. Pero será Plinio el Viejo quien la ubique geográficamente en su obra Naturalis Historia mencionándola como Onuba Aestuaria y entre los ríos Urium y Luxia (Tinto y Odiel):

... a flumine Ana litore oceani oppidum Onoba, Aestuaria cognominatum, inter confluentes Luxiam et Vrium.

Plinio el Viejo.

 

La investigación científica de este periodo tuvo su momento culminante en 2000, al encontrarse una necrópolis en el antiguo Colegio Francés que permitió delimitar la ciudad de manera más precisa.27

[editar] La Edad Media: del reino taifa de Huelva a 1492

Madina Welba, poco considerable pero bien poblada, ceñida por muralla de piedra, provista de bazares en los que se hacen negocios y se ejercitan en diversos oficios.

Al-Idrisi. Geógrafo árabe

(Welba es) una alquería situada al occidente de Al-Andalus, en una ensenada del mar de las Tinieblas.

Yakut. Geógrafo Árabe

 

La investigación histórica sobre la época visigótica en Huelva es muy escasa y llena de lagunas por lo que es mucha más conocida la llamada «Welba» de la época musulmana.

 

A comienzos del siglo VIII el sur de la península es ocupado muy rápidamente por los árabes, siendo el núcleo urbano de Huelva conquistado en 713 por Abd-al-Aziz. A partir de la ocupación podemos considerar dos núcleos urbanos o ciudades:

 

    Welba (o Gaelbah o Umba), que corresponde con la actual ciudad y desarrollada a partir de la anterior estructura urbana romana. Los asentamientos humanos se ubicaron preferiblemente en las laderas de los cabezos, encontrándose las primeras evidencias de poblamiento en el actual Cabezo de San Pedro, con una Alcazaba que fue la precursora del ya también desaparecido castillo cristiano

    Xaltis (la actual Isla de Saltés), de la que se sabe estaba protegida por una fortaleza de 70×40 metros de perímetro.

 

Situación política de Huelva en la Península Ibérica hacia 1031 donde se aprecian los reinos de Huelva y el de la cercana ciudad de Niebla.

 

En 1012, Abd al-Aziz al-Bakri erige el reino taifa de Huelva otorgándose el título de señor de Umba y Xaltis (Huelva y Saltés). El reino fue durante cuarenta años económicamente seguro y fuerte hasta la guerra con el reino de Sevilla. En 1052 cae el reino taifa de Niebla en manos de Al-Mutadid y Abd al-Aziz debe retirarse siendo confinado en la isla de Saltés.

 

En cuanto a la época cristiana se sabe que la ciudad fue tomada, primero, por Iñigo de Mendoza en 1238 y por las tropas de Alfonso X, finalmente, en 1262. A partir de ahí será gobernada por diversos nobles como Juan Mathe de Luna, Diego López de Haro o Juan Alonso de la Cerda hasta que en el año 1351 se le confirman sus derechos como ciudad de cierta importancia. María de la Cerda, señora de Huelva y de la Isla de Saltés, de la Casa de Medinaceli, aportó en dote la villa de Huelva al matrimonio con el I Duque de Medina-Sidonia, pero al morir sin descendencia, su casa le reclamó al duque la devolución de la villa, lo cual no se llevó a cabo por parte de los guzmanes. Por ello, en torno a 1466, surgió un largo pleito sobre la villa entre ambas casas que no finalizaría hasta 1509 cuando, a la muerte del III duque, Fernando el Católico autorizó a los gobernadores del señorío a abonar 10.000.000 de maravedíes a la Casa de Medinaceli en compensación por Huelva, que permanecería bajo el señorío jurisdiccional de la Casa de Medina-Sidonia hasta la abolición de los señoríos en 1812.

 

Esta Huelva bajomedieval del estuario del Tinto y el Odiel, relacionada con las poblaciones vecinas y con Portugal, y una serie de bases científicas y técnicas desarrolladas en los últimos años del siglo XIV, le harán ser testigo y agente de un hecho trascendental para la historia de la humanidad: la llegada española a América.

[editar] El descubrimiento de América. La marinería onubense

Artículo principal: Descubrimiento de América

Llegada de Cristóbal Colón a América (12 de octubre de 1492). Muchos onubenses fueron tripulantes de la expedición que dos meses antes había partido de Palos de la Frontera. (Librería del Congreso de los Estados Unidos de América).

 

Desde el Tratado de Alcáçovas de 1479, las costas africanas estaban vedadas a los marineros castellanos y, por lo tanto, a los de las costas onubenses. Pero la fuerte expansión demográfica y económica de Castilla, junto con los nuevos avances y técnicas de navegación, permitieron que estas tierras y sus gentes se convirtieran en los más interesados en realizar las futuras expediciones atlánticas. La llegada de Colón a La Rábida y el apoyo, junto con la Corona, de diversas familias de las localidades de Palos de la Frontera y Moguer hicieron posible una gesta a la que, la entonces pequeña ciudad de Huelva, aportó buen número de marineros.

Si todo pueblo se siente orgulloso de su «pequeña historia», dichas localidades onubenses lo están de una gesta que protagonizaron gentes de la tierra. El Descubrimiento de América y las relaciones entre la provincia y las tierras del otro lado del océano son, y han sido siempre, algo presente en la memoria colectiva de este pueblo. Decía Pierre Chaunu que «Colón llegó a Portugal cincuenta años demasiado tarde y a Inglaterra y a Francia medio siglo demasiado pronto».28 A las costas de Huelva llegó en el momento oportuno. En estas tierras colombinas quedaron los reflejos de esta apoteósica aventura que marcó la idiosincrasia y cultura de generaciones de onubenses.

 

En ese acontecimiento destacaron numerosos hombres de Huelva a los que luego se le sumaron en nuevos viajes nombres como Alonso Pérez Nizardo que descubrió la Isla Trinidad, Fernán Hernández y Antonio García Ribas que fueron tripulantes de la Armada de Ovando29 Juan Álvarez «El manquillo de Huelva» que participó en la Conquista de México pilotando un barco con Antón de Alaminos y Esteban Rodríguez que obstentó el rango de piloto mayor en la Armada de Legazpi.29

[editar] La Huelva de los Austria y la crisis

Escudo nobiliario original del Duque de Medina Sidonia (edificio en la Calle Palacio)

 

Marginada del tráfico a América en beneficio de Cádiz o Sevilla, la ciudad pese a todo sigue desarrollándose. El puerto crece y se construyen instalaciones importantes, hoy tristemente desaparecidas, como el Arco de la Estrella, que servía de puerta de entrada a la ciudad desde el puerto. Pero a finales del siglo XVI la ciudad deja de crecer, sobre todo, si se la compara con la mayoría de las ciudades del reino. Las razones de este hecho son varias pero destacan sobre todo el importante flujo migratorio hacia América, los ataques de piratas berberiscos o las recurrentes epidemias de peste.

El siglo XVII tampoco trae nada bueno; la guerra con Portugal, la caída del duque de Medina Sidonia o la nueva peste de 1650 que se lleva por delante a casi la mitad de los habitantes seguirán estancando la ciudad. No será hasta el último cuarto del siglo cuando se haga evidente una recuperación demográfica y económica. Así, en 1658 el rey Felipe IV declara a la ciudad como «libre y exenta de leva y saca de gente para la milicia».

[editar] Siglo XVIII

Véase también: Terremoto de Lisboa

Principió por un ruido grande subterráneo, acompañado de un estremecimiento violento de los edificios, como otros temblores, que hemos padecido, y esto duraría como un minuto. Habiendo flojeado por breves instantes, repitió el ruido mucho más espantoso, siguiéndole un movimiento de ondulación, o hacia un lado, y otro de todas las paredes, que fue agrandando cada vez más, y en su mayor fuerza se cambió en otro movimiento, que hacía levantarse la tierra hacia arriba, y con ella saltaban las más fuertes torres y edificios.

Jacobo del Barco, 1756

 

El 1 de noviembre de 1755 a las 10.00, se produjo un inmenso terremoto (8,5 de la escala Richter) en la bahía de Lisboa. Su duración fue de seis minutos que sacudieron ciudades y almas de la mayoría de la Península Ibérica. En la provincia se sintió de manera especialmente fuerte y en la capital acabó con la vida de ocho personas y dejó afectadas a la mayoría de las edificaciones.

 

En su obra Sobre el terremoto de primero de noviembre de 1755 el vicario de Huelva, Antonio Jacobo del Barco, describió los efectos de un seísmo que cambiaría la mayor parte de la fisonomía de la ciudad. La destrucción de los edificios, en su mayoría templos, y el lento crecimiento de la ciudad en esos siglos hizo que gran parte del patrimonio capitalino previo al seísmo desapareciera al resultar seriamente dañadas las iglesias de San Pedro,30 la Concepción o el Convento de la Merced e incluso monumentos ya desaparecidos como el Castillo o el Arco de la Estrella.31

Mapa topográfico de la Villa de Huelva y los Lugares colombinos en 1735.32

En este sitio [...] se comprende cuanto delicioso y útil puede apetecer para la vida humana. [...] hay campiñas fertilísimas de todos granos, [...] abundantísimos pastos que son los mejores para los ganados, cuyas carnes pastadas allí son de exquisito sabor. Tenía bellas dehesas, abundantes bebederos, dilatada campiña...

Juan Agustín de Mora Negro y Garrocho, 1762.

 

En el primer cuarto del siglo XVIII la costa de Huelva se hace más segura y sobre todo se produce una modernización en las técnicas y artes de pesca. Además, el hecho de trasladarse la Casa de Contratación a la ciudad de Cádiz permite aumentar considerablemente el número de embarcaciones que recalan y se abastecen en el puerto de la ciudad. Es en este siglo cuando se abre la aduana y los Duques de Medina Sidonia ubican en Huelva su tesorería. Tras el terremoto de 1755 la ciudad se reconstruye creciendo rápidamente y pasa en 1811 a manos de la Corona española. Sería en 1823 cuando se realizaría la división por provincias que hoy existe. El antiguo reino de Sevilla se divide en partes creándose dos nuevas delimitaciones administrativas: Huelva y Cádiz. Diez años después se convierte en capital de provincia según la división administrativa de Javier de Burgos.33

[editar] Siglo XIX a la actualidad. La huella británica

Barrio inglés (Barrio Reina Victoria).

 

Desde el último cuarto del siglo XIX, a causa de las importantes explotaciones de la Cuenca Minera al norte de la provincia a cargo de la Rio Tinto Company Limited, la ciudad se convierte en un pequeño territorio inglés. Así, en 1873 el gobierno de España permite la venta de las milenarias minas de Riotinto, la construcción de un ferrocarril hasta la capital y un muelle de embarque para la salida del mineral hacia el Atlántico.

Muelle embarcadero de mineral de Riotinto, máximo exponente de la arquitectura industrial en la ciudad.

 

Ello permite una importante expansión de la ciudad a causa de la llegada de trabajadores del resto del país, sobre todo de Andalucía, Badajoz y Galicia, e incluso de la cercana Portugal. Así, el núcleo crece y se hace necesaria la población de las zonas más cercanas a las marismas creándose las barriadas de Las Colonias y de El Matadero. Es en esta época cuando la ciudad comienza a dar la espalda a la Ría del Odiel porque las vías del ferrocarril cierran la expansión del núcleo urbano. Asimismo, la Onuba antigua, ya seriamente dañada tras el Terremoto de Lisboa, va a ir desapareciendo mientras que la ciudad crece muy desarticulada y empieza a conformar su característica forma de «media luna» que no normalizaría hasta inicios del Siglo XXI. Pese a todo, el ambiente de la ciudad cambia enormemente. De una villa marinera de pequeñas y modestas construcciones nacen con motivo de este legado la Casa Colón, el barrio Reina Victoria o Barrio Obrero, la plaza del Velódromo, la estación de tren de RENFE, los muelles del Tinto, de Levante y de Tharsis así como las cocheras del puerto.

Cabe destacar que debido a su extensa población anglosajona y alemana la capital desempeñó un importante papel durante la II Guerra Mundial. Así, fue notable la existencia de numerosos espías aliados y nazis, hombres de negocio de la ciudad y diplomáticos, que se controlaban entre sí y que consideraron la ciudad un enclave estratégico gracias a su puerto. En este sentido fueron numerosos los barcos aliados que sufrieron sabotajes e incluso fueron bombardeados por aviones alemanes procedentes de la base de Tablada, en Sevilla. Prueba de ello es el pecio existente en la desembocadura de la ría.

Pero donde fue realmente importante el papel de la ciudad es en la conocida como «Operación Mincemeat» aliada, cuando el servicio secreto británico dejó en la cercana Punta Umbría los restos de un presunto soldado inglés con documentación falsa, que fue interceptada por los Nazis gracias a la ayuda de las autoridades locales, como bien había predicho el ejército británico. El hecho de que los alemanes creyeran ese montaje fue finalmente crucial para su derrota.34

Como hemos venido a la Capital, he querido que Platero vea El Vergel... Llegamos despacito, verja abajo, en la grata sombra de las acacias y de los plátanos, que están cargados todavía. El paso de Platero resuena en las grandes losas que abrillanta el riego, azules de cielo a techos y a techos blancas de flor caída que, con el agua, exhala un vago aroma dulce y fino. ¡Qué frescura y qué olor salen del jardín, que empapa también el agua, por la sucesión de claros de yedra goteante de la verja! Dentro, juegan los niños. Y entre su oleada blanca, pasa, chillón y tintineador, el cochecillo del paseo, con sus banderitas moradas y su toldillo verde; el barco del avellanero, todo engalanado de granate y oro, con las jarcias ensartadas de cacahuetes y su chimenea humeante; la niña de los globos, con su gigantesco racimo volador, azul, verde y rojo; el barquillero, rendido bajo su lata roja... En el cielo, por la masa de verdor tocado ya del mal del otoño, donde el ciprés y la palmera perduran, mejor vistos, la luna amarillenta se va encendiendo, entre nubecillas rosas...

Platero y yo, elegía andaluza, Juan Ramón Jiménez. 1914

Vista de Huelva desde la ría, en Marismas del Odiel. El pequeño puerto que durante años no podía competir con los más cercanos de Moguer o Palos de la Frontera se fue desarrollando desde finales del siglo XIX con la entrada de capital extranjero. El tráfico del mineral procedente de las minas de la provincia propició un rápido crecimiento de la zona pero a la vez impuso un fuerte peaje a la ciudad que dejó de crecer hacia su ría. En la imagen se observan las grúas del puerto interior (muy pequeño en comparación con el puerto exterior), las fábricas de hielo y una pequeña embarcación de vigilancia aduanera. Detrás comienzan a divisarse las nuevas edificaciones de barrios como «Zafra» y más hacia el interior la elevación de la ciudad a causa de la existencia de los cabezos. Tras un siglo XX de crecimiento descontrolado las nuevas intervenciones municipales intentan acercar Huelva a su ría.

 

A partir del siglo XX, la Huelva de lento desarrollo de siglos pasados iba a cambiar tan rápidamente que sus condiciones orográficas comienzan a verse como un impedimento. Por ello, las zonas aledañas a la ría comienzan a separarse de parte de la ciudad con la construcción de ramales ferroviarios, y algunos cabezos, cuyas laderas llevaban habitadas siglos, comienzan a ser desmontados.

 

Las primeras décadas del siglo XX son una continuación de los cambios desarrollistas iniciados a finales del siglo XIX. Se trata de una ciudad que va conformando lentamente su fisonomía y cuyo Instituto de Enseñanza «La Rábida» acoge los primeros estudios de un joven vecino de la cercana población de Moguer: Juan Ramón Jiménez.

 

Durante la Guerra Civil española, la capital fue ocupada por el ejército sublevado contra la II República el día 29 de julio de 1936, once días después del golpe militar, momento en el que el comandante de la legión José de Viena declara el estado de guerra. Se estima que durante la sublevación y los años siguientes de represión fueron asesinadas seis personas por el bando republicano y unas setecientas cincuenta por el bando nacional.35

 

Durante la dictadura militar, y con objeto de revitalizar la zona, es cuando se construye el polo químico, que traerá a la ciudad a gran número de emigrantes procedentes del resto de la provincia. Así, entre los años 1960 y 1981 la población de la ciudad aumenta vertiginosamente, incrementándose en más de 50.000 nuevos habitantes.

 

Es con la llegada de la democracia cuando se consolidan las instituciones de la ciudad, nacen asociaciones vecinales y la ciudad crece en servicios.

[editar] Organización política

El Ayuntamiento, construido en 1949. Hasta entonces la ciudad había carecido de un edificio fijo que albergara al palacio municipal. Anteriormente otros edificios lo habían acogido de manera interina.

 

En la ciudad hay presentes dos administraciones políticas, con diferentes niveles de responsabilidad y competencias:

 

    La Diputación Provincial de Huelva. Órgano provincial presidido por Doña Petronila Guerrero, del PSOE. La Diputación de Huelva se creó durante el Trienio Liberal (1820-1823) en una primera época y luego el 16 de noviembre de 1835 en una segunda.36 En la actualidad gestiona y organiza a diferentes niveles las competencias de los municipios de la provincia. Tiene su sede en la ciudad, en la Avenida Martín Alonso Pinzón. La distribución de diputados es la siguiente:37

 

        PSOE: 15 diputados.

        PP: 8 diputados.

        IU: 1 diputado.

        Partido Andalucista: 1 diputado.

 

    El Ayuntamiento de Huelva, que es el organismo con mayores competencias y funcionarios públicos en la ciudad. Tiene su sede central en la Avenida Martín Alonso Pinzón, Plaza de la Constitución, desde el año 1949, cuando se decide construir un palacio municipal propio y fijo para la ciudad al contrario de lo que sucedía desde antes, en el que se utilizaban diferentes edificios de la ciudad. Los concejales son elegidos cada cuatro años, mediante sufragio universal, por los mayores de 18 años. Está presidido por el Alcalde desde las elecciones municipales de 1995, Pedro Rodríguez González, del Partido Popular. Los partidos políticos presentes en el ámbito local, además del PP, son el Partido Socialista Obrero Español, a cuyo frente se encuentra Manuel Alfonso Jiménez, e Izquierda Unida, presidida por Pedro Jiménez San José. El Ayuntamiento es el responsable de la construcción de los equipamientos municipales y regula la vida diaria de los ciudadanos llevando asuntos como la planificación urbanística, los transportes, la recaudación de impuestos municipales, la gestión de la seguridad vial, el mantenimiento de la vía pública y de los jardines... a través de las concejalías de Urbanismo, de Seguridad pública y Recursos humanos, de Gobernación, Relaciones laborales, Educación y Universidad, de Familia, Servicios Sociales y Juventud, de Cultura y Fiestas mayores, de Deporte, de Vivienda y Rehabilitación y de Atención al ciudadano y Consumo.10 En las elecciones municipales de 2011 el Partido Popular revalidó mayoría absoluta y la Mesa de la Ría se convirtió en en cuarto partido con representación en la corporación.

 

Elecciones municipales en Huelva Partido político   201138            200738            200339

Votos %         Concejales      Votos %         Concejales      Votos %         Concejales

Partido Popular (PP) 28 428             45,33   14        31 056             51,11   15        34 505             53,09   16

Partido Socialista Obrero Español (PSOE)   19 099             30,46   9          22 424             36,77   10        21 793             33,53   10

Izquierda Unida-Los Verdes (IULVCA)     6 314   10,07   3          4 477   7,37     2          3 352   6,08     1

MRH   3 364   5,36     1

Lista de alcaldes desde las elecciones democráticas de 1979 Mandato      Nombre del alcalde    Partido político

1979–1983      José Antonio Marín Rite        PSOE

1983–1987      Juan Ceada Infantes   PSOE

1987–1991      Juan Ceada Infantes   PSOE

1991–1995      Juan Ceada Infantes   PSOE

1995–1999      Pedro Rodríguez González    PP

1999–2003      Pedro Rodríguez González    PP

2003–2007      Pedro Rodríguez González    PP

2007–2011      Pedro Rodríguez González    PP

2011– Pedro Rodríguez González    PP

 

Representación consular

 

Huelva acoge cuatro consulados, de aquellos países con los que se mantienen mayor número de relaciones comerciales o presencia de inmigrantes de esos países en la zona. El ser puerto marítimo implica que existan varias delegaciones en la ciudad.40

 

    Bandera de Finlandia Finlandia

    Flag of Greece.svg Grecia

    Flag of Lebanon.svg Líbano

    Bandera de Portugal Portugal

 

[editar] Morfología y estructura urbana

 

Núcleos urbanos o diseminado

 

Relación de núcleos y km a la cabeza del municipio

Núcleo            Coordenadas Población        Distancia

La Ribera        37°1857′N 6°54′O     Sin datos         7,51 Km

Huelva            37°31′N 6°90′O         149.310          

La Alquería     37°31′N 6°90′O         Sin datos         7,53 Km

Marismas del Titán     37°15′N 6°90′O         Sin población 200 metros

Punta del Sebo           37°12′N 6°55′O         Sin población 5 Km

Municipio                   149.310          

Fuente: INE, 2010 [1] Fuente:GoogleEarth [2]

Lugares próximos

Huelva 148027 habitantes (2008)Huelva

Small-city-symbol.svgLa Ribera 7 Km

Small-city-symbol.svgLa Alquería 7 Km

Small-city-symbol.svgMarismas del Titán 200 m

Small-city-symbol.svgPunta del Sebo 5 Km

 

 

Barrios

 

Artículo principal: Barrios de Huelva

Barriada de Santa María del Pilar, surgida a finales del siglo XX y desarrollada a principios de los años 2000 en torno de la Avenida de Andalucía. Los barrios de esta zona son los exponentes de la denominada «Nueva Huelva».

Plano del área urbana de Huelva en el que se aprecia cómo la ría rodea parte de la ciudad.

 

La ciudad se encuentra subdivida en 48 barriadas41 en torno al centro histórico de la ciudad, el puerto y los cabezos. Planes urbanísticos pasados conformaron una ciudad en cierta medida alejada de la ría, con grandes solares formando un núcleo urbano en forma de media luna, estructura consolidad con la llegada de nueva población tras la implantación del polo de desarrollo. Así, a partir de los años 1960 se pueblan nuevas barriadas como La Orden, El Higueral, Tres Ventanas e Hispanidad o Riotinto Minera aumentando su población total en 50.000 habitantes.42 Ello aparecía previsto ya en el primer Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en 1964 con idea de dar cabida a esta nueva población que se esperaba podía llegar incluso a los 250.000 habitantes. Pero la ciudad «mutante» era difícil de controlar y desbordó los límites y plazos impuestos por el plan. Las Barriadas Príncipe Juan Carlos, Santa Marta, Verdeluz, Pérez Cubillas y Los Rosales se disponen a toda prisa para acoger a los inmigrantes que llegan a trabajar. Asimismo La Orden crece incontrolablemente convirtiéndose en uno de los barrios más densamente poblados.

 

En la década de los noventa la ciudad acomete la construcción de la Avenida de Andalucía y cierra finalmente la media luna que dividía en dos la ciudad. Es ya en el primer quinquenio del siglo XXI cuando la avenida se prolonga hasta enlazar con la Autopista A-49 y en un nuevo PGOU se construyen nuevos barrios a su alrededor como Nueva Huelva o La Florida. De cara al siglo XXI el gran proyecto de futuro de la ciudad tiene por lema Huelva mira a la ría. Incluye un paseo marítimo, un puerto deportivo, un centro comercial, la ampliación del Nuevo Colombino, una catedral, la nueva estación de Huelva, museos y teatros, un palacio de congresos, el nuevo recinto ferial y grandes zonas verdes.43

 

A finales del siglo XX y en los primeros años de la década de los años 2000 se intentan cerrar los espacios huecos de la ciudad y se trazan planes urbanísticos para la zona de la ría. Las distintas barriadas de la ciudad agrupadas por zonas se distribuyen de la siguiente manera:

 

    La zona centro de la ciudad, que compone lo que es el centro histórico y que se complementa con las nuevas barriadas cercanas a la ría y al puerto de Pescadería (como conexión con el futuro «Ensanche") y de Zafra, en la que se encuentran diferentes sedes del gobierno autónomo.

    Barriadas de Molino de la Vega en la que parte de ella se corresponde con zonas industriales del puerto, y La Navidad, Las Colonias, Santa Lucía, Cardeñas. Entre el puerto y la entrada a la ciudad por Gibraleón, parte de estas barriadas están compuestas por casas bajas construidas a las faldas de los cabezos.

    El Carmen, La Orden, Santa Marta, Parque Moret-Ciudad Deportiva, Alcalde Diego Sayago (El torrejón), Príncipe Felipe. Son barridas de transición entre la parte baja y alta de la ciudad, muchas de ellas diseñadas en torno a los cabezos de la ciudad.

    Urbanización Verdeluz, La Hispanidad, Urbanización Santa María del Pilar, Jardines Sierra de Huelva, La Florida, Vistalegre. En torno a la ampliación de la Avenida de Andalucía con muchas viviendas de reciente construcción.

    San Antonio, Las Adoratrices, Las tres ventanas.

    Polígono de San Sebastián, El Higueral, José Antonio, Los Rosales, Pinar de Balbueno, La Condesa.

    Pérez Cubillas, El Rocío, Vicente Yañez Pinzón, Martín Alonso Pinzón, La Cinta, De Balbueno.

    De Jesús, Tartessos, El Matadero, Reina Victoria, Huerta Mena, Guadalupe, Viaplana, Villa Conchita, El Polvorín.

    El Seminario, San Sebastián, Príncipe Juan Carlos.

    Diseminado (que engloba a Marismas del Titán y Punta del Sebo, zonas en su mayoría industriales).

    La zona del cementerio y los poblados de La Ribera. y La Alquería.

 

[editar] Medios de transporte y comunicaciones

 

Carreteras y autopistas

 

Huelva está directamente comunicada con la capital de la Comunidad Autónoma, Sevilla, a 90 km y con Portugal a 45 km, a través de la Autopista del Quinto Centenario A-49, o E01 y que se desdobla hacia la H-30 de circunvalación y la H-31 de entrada al núcleo urbano. Otras carreteras de entrada son la N-431 (hacia Ayamonte y Sevilla), la N-441 hacia Gibraleón y norte de la provincia o la A-492 hacia Punta Umbría.

Identificador Procedencia

A-49    Desde Sevilla, Ayamonte

A-66    Pasando por Santa Olalla del Cala

N-431 Desde Sevilla, Ayamonte

N-441 Hacia Gibraleón , norte provincial

N-442 Hacia Mazagón

N-492 Hacia Punta Umbría

 

Autobuses

 

La ciudad dispone de una moderna y equipada estación de autobuses de donde parten todas las líneas que comunican Huelva con el resto de municipios de la provincia, así como con el resto de Andalucía, España y Portugal. Aunque prestan servicios diferentes compañías la principal de ellas es la empresa privada onubense DAMAS S.A.44

 

Ferrocarril

 

Con respecto a la red de ferrocarril, desde la Estación de Renfe de Huelva (conocida como estación de Sevilla) el recorrido Huelva-Sevilla se compone de tres trenes diarios mientras que se prevé mejoras en la línea actual para potenciar la red de trenes regionales Huelva-Zafra El nombre que utiliza RENFE para estas líneas es el de A-7. Así mismo, una Línea de Alta Velocidad une Huelva con Madrid a bordo del tren Alvia (desde junio de 2009). Este recorrido trascurre por vía tradicional hasta Sevilla, donde se adapta de forma automática al ancho de vía de alta velocidad. Actualmente sólo hay un trayecto al día de ida y vuelta.

País     Flag of Spain.svg España

• Com. autónoma       Flag of Andalucía.svg Andalucía

• Provincia      Bandera de la Provincia De Huelva.svg Huelva

• Comarca       Comarca metropolitana de Huelva   

Ubicación       37°15′50″N 6°57′47″OCoordenadas: 37°15′50″N 6°57′47″O

• Altitud         54 msnm

• Distancias     94 km a Sevilla

235 km a Badajoz

242 km a Cádiz

618 km a Madrid

Superficie       149 km²

Fundación       siglo X a. C.

Población        149.310 hab. (2010)

• Densidad      1.002,08 hab./km²

Gentilicio        onubense, (popularmente) choquero/a

Código postal             21001 y otros

Alcalde           Pedro Rodríguez González (PP)

Hermanada con          Ver aquí

Patrón             San Sebastián, 20 de enero

Patrona           Nuestra Señora de la Cinta, 8 de septiembre

Sitio web        www.huelva.es